Cómo adaptarse a una nueva cultura.

Cada ser humano pasa por un proceso de desarrollo mientras crece. Las personass desarrollan poco a poco una identidad que encaja en el entorno cultural que las rodea.

Cuando una persona se traslada a un país anglosajón la cultura que ha formado la base de su niñez desaparece repentinamente, y en su lugar encuentra una nueva cultura.

Parte del proceso de aprender acerca de una nueva cultura se llama “adaptación cultural”. Vivir en un país extranjero significa que la persona va a estar expuesta a nuevos estilos de vida y diferentes aspectos culturales y gente nueva. Ajustarse a este ambiente no antes visto va a ser difícil y a la vez interesante.

La dificultad para adaptarse lleva a algo llamado “choque cultural”. Este es un término usado para describir la ansiedad que experimenta casi toda persona que se traslada a otro entorno cultural por un período largo de tiempo. El choque cultural no sucede de manera inmediata o en un solo episodio, se desarrolla de manera gradual. Aprender a manejar la confusión, el idioma, la frustración por cómo hacer las cosas de diferentes maneras, estar lejos de familia y amigos, y la nostalgia por el hogar son parte del proceso de adaptarse a una nueva cultura. Sin embargo, si te mantienes positiva y mantienes una mente abierta, superarás todo esto y comenzarás a apreciar las diferencias. Eventualmente te adaptarás a la cultura, estarás cómoda y mirarás la experiencia como una forma de crecimiento personal.

Esposo Extranjero Nuevo

Las fases del proceso de adaptarse a una nueva cultura:

  • 1- Emoción al momento de llegar, todo es nuevo y maravilloso.
  • 2- Ajustes básicos.
  • 3- Incomodidad al tratar de funcionar bien en un nuevo ambiente. Esta incomodidad es natural, muchas personas experimentan nostalgia, frustración, miedo y hasta depresión.
  • 4- Adaptación. La persona comienza a acostumbrarse, haciendo amigos y participando en las actividades con otras personas.
    *Es normal tener algunos altibajos durante el período de transición a una nueva cultura.
  • 5- Ajuste completo a una nueva cultura. Aunque pueda dar algo de miedo, el choque cultural gradualmente disminuye cuando comienzas a comprender la nueva cultura.

Cómo manejar el choque cultural

Entre más información tengas acerca del país que vas a visitar, más fácil será anticipar eventos futuros y desarrollar estrategias para poder ajustarte de manera exitosa a una vida en el exterior. Puedes tratar de hacer lo siguiente:

1- Espera que sea un reto.
Sería ilógico pensar que si uno se encuentra en un ambiente completamente desconocido, sin familia ni amigos, todo va a ser fácil, porque casi nunca lo es. Debes estar lista para las dificultades, porque de esa manera si algo sucede no causará ningún shock.

2- Mantén tu mente abierta.
No hay mejor forma de hacer un ambiente en el extranjero infeliz que llevándote tus prejuicios contigo. Olvídate de cómo se hacían las cosas en casa y cambia. Observar cómo actúan los demás en otras situaciones es un buen comienzo.

3- Aprende el idioma.
Uno de los principales problemas que la mayoría de los inmigrantes jóvenes y mayores enfrentan, es la dificultad para aprender el idioma. No es fácil expresarnos en un lenguaje que es diferente al de nuestra lengua materna. La lucha para entender a todas las personas a nuestro alrededor y para hacernos entender hace que uno se sienta apartado, lo que provoca que una persona fácilmente se quede callado. Uno no puede entender a una persona completamente hasta que habla su idioma. No importa que tu uso de éste no sea fluido, te darás cuenta de que la gente sonreirá, te ayudará y no te ridiculizará. Después de todo, tú estás halagando a la gente al tratar de hablar su idioma, de hecho les estás diciendo algo así: “estoy tratando como loca y todavía no he logrado tener éxito, pero ustedes valen el esfuerzo que hago por aprender su idioma”. Te puedo asegurar que al estar rodeada de personas que sólo hablan el idioma extranjero, aprenderás el idioma mucho más rápido de lo que pensabas. Algo que puede ayudar es ver programas de televisión sencillos.

4- Trabaja duro para hacer nuevos amigos.
La mejor forma para superar momentos difíciles es hacer nuevos amigos e involucrarte en las actividades que tú normalmente harías en tu propio país o actividades que te interesen. Puedes comenzar con tu nueva pareja, y los amigos de tu pareja, su familia y sus colegas. Sé abierta y honesta con ellos. Tienes que establecer tu presencia y hacer que la gente en el ambiente de tu pareja te vea como una adición valiosa para su vida. Tú no debes alejarte de esa gente, porque si lo haces serás la única que perderá. Debes hacerte amiga de esas personas, ya que ellas te llevarán a nuevas amistades. Claro que ser abierta y amigable no significa que tengas que excederte para ser aceptada. Sé tú misma, amable, de mente abierta y honesta. Debes estar dispuesta a hacer compromisos y pronto tendrás muchos nuevos amigos, no sólo amigos mutuos con tu pareja, sino tus propias amistades. También es bueno hacerse amigo de otros inmigrantes, quienes pueden compartir sus experiencias contigo. Y no te desanimes si todos los primeros contactos que haces no se convierten en amistades, es difícil hacer amigos hasta en tu propio país.

5- No te vuelvas dependiente.
Una trampa terrible en la que se cae es la de enfocar todo tu tiempo, atención y vida sobre tu nueva pareja, sólo porque él es el único con el que te puedes comunicar o porque es la única persona que conoces. Es importante ser individual y desarrollar una identidad propia que sea fuerte. Tú eres tu propia persona y tal vez tengas que vivir en tu nuevo ambiente con o sin la ayuda de tu nueva pareja. Experimenta y salte de tus propias reglas. Puede que sea difícil la primera vez, pero ve de compras sola, toma el bus tú sola, busca información sola. Actúa como si no tuvieras apoyo alguno, porque fuera de tu pareja aún no tienes a más nadie, tú sola debes desarrollar tu propia red de amistades que te apoyen. También debes evitar relacionarte solamente con los grupos de inmigrantes que estén en tu área. Si es bueno mezclarse con inmigrantes, pero sólo si ya sabes andar sola en tu nuevo ambiente. No esperes que el contacto con otras personas de tu país te ayude, eso sólo limitará tu crecimiento.

6- Conoce tu nuevo mundo.
Explora lo más que puedas, sola o con alguien más. Haz preguntas, lee folletos e información para turistas. Sal de las reglas para ver lo bueno, lo hermoso y lo interesante en tu nueva casa. Lleva una cámara si es necesario, para grabar las impresiones y los aspectos de tu nuevo mundo. Comparte estas cosas con tus amigos y familia en casa.

7- No te quejes.
Eso te lleva a un estado mental negativo, y sólo condena tus esfuerzos para ser feliz donde estés. Cuando tengas más habilidades para reconocer cómo y en qué momentos pueden causar conflictos los valores culturales, se volverá más fácil cambiar las cosas y evitar dificultades. Mientras mejoras tus habilidades para manejar y comprender el nuevo sistema social, las actividades que al comienzo te parecían extrañas serán cada vez menos confusas

8- Mantente activa.
Las sorpresas siempre te esperan cuando llegas a un nuevo lugar. La gente tal vez camine y hable más rápidamente, el tráfico tal vez sea confuso y los edificios quizá se vean más diferentes de lo que esperabas. Esas diferencias son fáciles de ver y aprender. Aunque la nueva situación tal vez sea confusa, a la mayoría le parece estimulante, un momento para nuevas experiencias, nuevos lugares, sonidos y actividades. Con tantas cosas por aprender y absorber de la nueva cultura, el periodo inicial de acomodarse por lo general parece ser una aventura. Durante este tiempo, usualmente vas a tratar de encontrar cosas similares entre la cultura de tu casa y la cultura del país anfitrión. Te darás cuenta que la gente sí es amigable y está dispuesta a ayudar. Los procedimientos son diferentes, pero hay patrones similares. Sigue practicando los hobbies y los pasatiempos que tenías en casa, o comienza nuevos. De cualquier manera, trata de evitar pasar tu tiempo libre comparando las diferencias entre el lugar donde estás y tu casa, porque te vas a deprimir y vas a deprimir a tu pareja.

9- Nunca sientas lástima por ti misma.
Si las personas te ven como una mujer feliz que aprecia lo que tiene, lo que es y donde está, ser parte de tu nuevo mundo será mucho más fácil, porque la gente a tu alrededor notará esto y pensará buenas cosas de ti, lo que ayuda.

10- Tú y sólo tú determinas si eres feliz o no.
Mientras sigas pensando si los demás pueden o no hacerte feliz, no encontrarás la felicidad verdadera y duradera. Hay cosas que podemos cambiar, y si tenemos que cambiarlas debemos hacerlo. Ten en cuenta las cosas que disfrutas acerca de vivir en tu nueva cultura. Sé tu propia mejor amiga y alimenta tu propia capacidad de ser feliz y así tu nuevo ambiente no te deprimirá. Recuerda que le debes a tu corazón y al corazón de tu pareja el tratar de ser lo más feliz posible y estar lo mejor adaptada posible.

Aunque la vida en los Estados Unidos ha sido idealizada en todas partes del mundo y algunas personas piensan que esta nueva cultura es idílica, la vida tiene sus dificultades en todas partes, sobre todo cuando se llega a un ambiente diferente; como eres inmigrante debes encontrar un balance entre la cultura de tu casa y tu nueva cultura. Es importante recordar que cada cultura tiene características buenas y malas, y aprender acerca de una nueva por lo general aumenta tu apreciación y entendimiento por la tuya propia. Ahora tienes la oportunidad de adaptarte activamente a los buenos elementos de cada cultura y pensar cuáles modificar y cuáles rechazar. Así lograrás balancear las influencias de la cultura vieja y la nueva, para crear una identidad bicultural que te permitirá funcionar de manera competente en los dos ambientes culturales.

Latina y Americano